Menu Close Menu

Cualquier persona que no sea ciudadano de los Estados Unidos requiere permiso legal, otorgada por el Departamento de Seguridad Nacional  o el Departamento de Estado de los Estados Unidos, de entrar, permanecer y viajar en los Estados Unidos. El permiso que un extranjero recibe al venir a los Estados Unidos se concede normalmente a través de la emisión de una visa. Una visa se proporciona normalmente al solicitante en la forma de una carta o un documento, pero a veces no es más que un respaldo en el pasaporte del extranjero.

Visas se distinguen normalmente entre dos categorías principales: visas de inmigrante y visas de no inmigrante. Las visas de inmigrante son para personas que tengan la intención de permanecer en los Estados Unidos de manera permanente como residentes. Sólo ciertas categorías de personas son elegibles para visas de inmigrante o tarjetas verdes. Por esa razón, la mayoría de los extranjeros interesados ​​en venir a los Estados Unidos deben explorar la opción de solicitar una visa de no-inmigrante. Actualmente hay más de 20 tipos de visas de no inmigrante, pero el tipo más común de visa de no-inmigrante es una visa de turista o visitante - la visa B1/B2.

Algunas personas que deseen ingresar a los Estados Unidos se considera "inadmisible" porque tienen ciertas violaciónes de inmigración o criminal en sus registros. La mayoría de las personas que han sido deportadas o que han recibido una salida voluntaria, será inadmisible a los Estados Unidos por una razón u otra. Cuando la gente es inadmisible a los Estados Unidos, sin embargo, puede ser capaz de solicitar y obtener una visa, pero también tendrán que solicitar la renuncia correcta (o renuncias) de inadmisibilidad antes de que se les permitira volver a entrar en los EE.UU.

Póngase en contacto con nosotros para una consulta!

El Bufete de Abogados de Matthew H. Green está concentrado en la defensa agresiva de inmigrantes.

Contact Us Today!

The Law Offices of Matthew H. Green is focused on the aggressive defense of immigrants.